Sunday, October 14, 2007

Isla Culebra : a su salud doctor

Hola,

Muchas cosas pasaron estos dias, lamentablemente internet es muy caro por hora aqui, asi que no me puedo explayar mucho, dentro de unas horas estare volviendo a Toronto.
Tengo mucho para contar seguramente lo hare frente a mi computadora en mi casa, aunque tengo temor de prder el estado de animo , la magia del lugar, cada lugar lo tiene, pero quiero destacar una sola cosita antes de irme y no es una de las playas mas bonitas del mundo, sino una persona el doctor del pueblo , estabamos en un viernes de bohemia donde los hombres del pueblo se ponen a contar boleros, yo por suerte estaba en mi salsa,con el corazon abierto, disfrutando de ese momento, se acerco el doctor y me dijo te invito un vino.
Creo que fue la primera vez en mi vida que una persona sin ningun interes me invito algo. Cuantas veces le paso a usted, piense sin ningun tipo de interes?
Me conto que tenia cancer de garganta pero que no se iba a quedar encerrado sino que seguiria cantando a la vida.
Doctor su voz sigue siendo prodigiosa y su actitud me hizo feliz por un instante

Fernando

5 comments:

Anonymous said...

Hola Willy Fog. Te mando un abrazo desde Barcelona. A ver cuando te conectasa skype y hablamos. Recuerdos.
pd: Algun traguito te invite en Guilad 5 no?

Polemica Deportiva said...

Pero vos sos amigo, yo dije algun desconocido

Anonymous said...

cierto cierto

Norberto said...

Esa gente Fernando es singular, mientras en otras partes del mundo la gente sigue corriento detras de papeles verdes en otras como en las islas caribeñas solo se preocupan por las pequeñas cosas de la vida. La musica, el amor, a mi me paso en R Dominicana ver a una pareja que al escuchar la musica funcional en un supermercado se puso a bailar merengue frente a las góndolas de arroz.
Ver a la gente en la puerta de las tiendas tomando sus tragos y charlando a la luz del farol. O a una compañera mia de trabajo que me mostro como se se bailaba “Tambor”, un ritmo que bailaban los nativos.
El encanto de la vida en esos lugares pasa por ahí por el dia a dia y las cosas simples.
Nosotros que aquí seguimos corriendo y somos bombardeados por la publicidad y si no tenemos el “Blackberry” no somos nadie como le podemos explicar todo esto a esa gente?
Quizas habria que volver a las fuentes para poder ser realmente felices….

Polemica Deportiva said...

Totalmente de acuerdo.
Te soy sincero esto deprime, este viaje me hizo abrir los ojos muy grandes, sabes saludar a los vecinos del pueblito , charlar un rato , pedi una pizza y se demoro una hora y cuarto y que?
No paso nada simplemente me quede con los lugarenios charlando
Que lindo!!
Despues me tome el avion y me puse a charlar de la vida con mi companero de asiento y el viaje paso, en Miami tome el vuelo al lado mio un candiense y una laptop.
Se acabo :(